Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

Anécdotas de Vecinos……., el pan calentito de «La Alemana»

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

Anécdotas de Vecinos

El pan calentito de «La Alemana»


Gratos recuerdos me trae el pan calentito de La Alemana. Recuerdo a media tarde cuando llegaba el triciclo
a la tienda de mi tío Pepito Monzón (Paseo de San José, esquina con San Francisco Javier, frente a la Casa Amarilla).

Aquel olor a pan recién salido del horno, y su color de buena cocción tenía un suave ruido cuando con el cuchillo mi tío me lo partía y me preguntaba que quería ponerle dentro. Para mí, en aquellos tiempos (donde todavía se usaban las cartillas de racionamiento, que mi tío iba rellenando con plumilla mojada en tintero y que para que se secara dejaba caer un poco de gofio, cual secante natural) era todo un privilegio poder elegir lo que más me gustaba y ponerlo dentro de aquel pan tan brillante.

Un día era queso palmero que olía a gloria, otro día era tocino de unas lonchas gordas de gruesa cubierta con su sal adherida, cuyo sabor se ha quedado en el recuerdo de mi mente, aquellas sardinas «enantes» (de Nantes), que tampoco he vuelto a encontrar su sabor que le daba la buena calidad de la sardina o del aceite de oliva, aceitunas verdes sacadas de la barrica, que comía con trozos de pan, el aceite de la máquina que conectaba con un tubo al bidón y que la ponía en las dos tapas del pan y luego le dejaba caer una ligera capa de azúcar, el chorizo que yo creo que ya venía de Teror untado en la miga calentita, el pedazo de chocolate de la tableta «El Boxeador» que mí tío la abría y me la iba dando poco a poco -no todos los días- y que comía con los trocitos de pan.

En fin, un recuerdo grato de tener acceso a buenos productos que no eran nada sin el complemento del calentito pan de la calle Dr. Ventura Ramírez, y que gracias a mi tío-padrino pude saborear. Algún día estas experiencias se las contaré a mis hijos -me tendré que dar prisa- porque son vivencias que cuando las recuerdas te genera un sentimiento del momento vivido. Una gran industria nació en nuestro barrio de San José, y sus producto llegaban a nuestras mesas de obreros y artesanos para acompañar la deliciosa comida que preparaban nuestras madres y que saboreábamos gracias a la Panadería «La Alemana».

Saludos a los amigos del barrio. Emilio.

.

Artículo: Carmelo Ramírez Pérez – (Abril 2013)

Fuente: Emilio Ramírez Suárez

 

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«

 

Compartir

Comments

  1. margarita ruiz ortega el 19 abril, 2013 - 14:52 dijo:

    Que rico,ese pan y las vivencias de esos años,recuerdo la casa de mi tia Solita Rivero en la calle coral,donde ella tenia su costura,y yo iba a aprender a coser,cuando llegaba la hora de la merienda,me mandaba a la tienda de mariano a comprar el pan blanco y le untaba de mantequilla,!que maravilla! que bonitos recuerdos.Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com