Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

EL «Corpus Christi»………. La decadencia de las fiestas populares – (1906)

El Corpus Christi

La decadencia de las fiestas populares – (1906)

(Texto integro prensa de la época)

La decadencia de las fiestas populares se acentúa más y más cada día; pero tal decadencia tiene su explicación en las evoluciones producidas por el progreso y en la volubilidad de las multitudes.

Por consecuencia de ello, van poco a poco desapareciendo los brillantes festejos que en pasadas épocas se tributaban Ntra. Sra. del Rosario, a la del Carmen, a San Juan, San José, San Cristóbal, San Nicolás, San Pedro Mártir, Patrón de la isla, en cuya festividad se echaba la casa por la ventana, y San Pedro Telmo, santo este último tan agasajado antes por las marinos y hoy relegado al ostracismo, y, finalmente, a la Virgen de la Luz, pobre imagen a la que sacaban de su obscuridad en conmemoración de la célebre batalla contra los infieles que la historia denomina Lepanto.

Las masas parece que se acuerdan ya poco de los Santos, a los que solamente acuden cuando se encuentran en uno de esos momentos de profunda aflicción; fuera de ahí, salvo en esos casos de apuro, los abandonan en sus nichos como muebles inútiles.

Esos olvidos no son ni mucho menos justificado, pero en fin, hay que transigir con ellos y esperar a que reconocido el error venga el arrepentimiento y con él la reparación de la falta; empero, con lo que no es posible transigir, porque afecta a algo más alto, más elevado es con la indiferencia que se observa en la solemnidad más grande del año, en el día que se consagra a Dios.

El Corpus no es ni siquiera sombra de lo que fue; hay una diferencia notable entre ayer y hoy; la anterior suntuosidad ha ido extinguiéndose y ya apenas si se adornan las calles y se cuelgan las casas; se arrojan muy pocas flores, no se levanta un arco y hasta ¡parece mentira! la gente se retrae de la procesión, de ese acto tan hermoso en que el Símbolo más característico, más verdadero de la Divinidad recorre la vía pública.

De esto sí que hay que protestar con energía, porque es inconcebible corra igual suelte que las demás festividades la que en todas partes, en todos los pueblos católicos se celebra con la pompa que requiere lo que representa un homenaje de amor, de veneración, de respeto, de sumisión al Padre Eterno, al Autor de todo lo creado, al Supremo Juez, amparo y refugio de todas las almas.

Esa indiferencia es punible; y para desterrarla, impónese una campaña activa, cuya dirección tome el clero, para imprimir en lo sucesivo a la festividad del Corpus la suntuosidad que le corresponde y que nosotros, como cristianos, tenemos el ineludible deber de sostener y fomentar.

.
Artículo: Carmelo Ramírez Pérez – (Junio 2013)

Fuente: ULPGC – Diario de Las Palmas (16-06-1906)

 

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com