Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

Pincelada histórica….. Playa de «La Laja» – ¡ Lo que va de ayer a hoy ! – (1979)

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

“La Laja”

¡ Lo que va de ayer a hoy !

La playa de La Laja fue y es la más familiar de los barrios de San José, San Cristóbal, Hoya de la Plata, Pedro Hidalgo, Zárate, Casablanca y San Juan, núcleo que prefiere descender de las viviendas del promontorio «y tirar» más por la línea de Sur que acercarse a la arena de las Alcaravaneras. Dos razones poderosas nos impulsaban a la determinación de tomar contacto con la playa de “La Laja”. En primer lugar, la cercanía, y en segundo orden, el billete de ochenta céntimos de la «guagua» (1979) que realizaba el servicio por el Paseo de San José finalizando en la fachada del pequeño coso taurino del «Duende”. Desde allí, son unos cuatro pasos que aprovechábamos para respirar el aire puro de la brisa marina, o detenerte en una balconada donde presenciábamos en los días dominicales y festivos el paso de los botes que participaban en la competición de vela latina; también te llegaba a los oídos el pregonar de la venta del pescado fresco que se exhibía en algunos puntos de la avenida.

Ya en La Laja, te encontrabas con una amplia ensenada de agua y muchos arrecifes que utilizaban los chiquillos y no tan chiquillos como naturales trampolines para la práctica de los saltos. Habían casetas ancladas sobre el risco basáltico y gente, mucha gente, que parece disputar el concurso de guitarras con sus correspondientes folías. La familia de los Martín Reyes tenía fama de vocalizar bien las canciones, aunque en la terraza de la tienda de ultramarinos de Juan de Dios, solía destacarse algún «gallito». Pero todo allí era armonía, buenas costumbres y sin «exhibiciones».

Personalmente nunca llegué a ver un «jaleo», ni tan siquiera una «copa demás». Todo se regulaba «a medida…..»

Cuando el sol empezaba a picar, se iniciaba el baño en un mar que, en los días de sus flujos permanecía dócil, excepto la zona prohibida (mar fea) donde acechan las corrientes que te llevaban… Pero el mar, por lo general hasta hoy, es bueno, limpio y las olas son un constante arroró de niños y niñas. La foto (Luis Troya – 1979) es un fiel exponente de la calma dominguera; las criaturas pisan la parcela del océano, delicadamente como si temieran al dañar al añil de su piel.

 

Artículo: Carmelo Ramírez Pérez – (Enero 2013)

Fuente: ULPGC – Diario de Las Palmas (04-09-1979)

 

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com