Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

Pinceladas históricas … Misterio en la calle Julián Romero Briones – (1958)

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

Misterio alrededor del enterramiento
de la calle de Julián Romero Briones – (1958)

Se denuncia la desaparición, hace doce años, de Josefa González Betancor, de 54 años de edad, vendedora ambulante de tejidos, que el día de su desaparición llevaba encima algo más de seis mil pesetas.

 ¿QUESE PRETENDIA CON LA INCINERACIÓN?

(Texto integro, prensa de la época)

En anterior información explicábamos el hallazgo de unos restos a medio calcinar, tela correspondiente al traje de una mujer y un cordón como lo que utilizan los que visten hábito o tambien para sujetar un gran envoltorio paquete. Estos restos fueron encontrados la pasada semana en el solar sito en el número cuatro de la calle Julián Romero Briones, en el barrio de Vegueta, propiedad de Juan Trujillo Febles, en ocasión en que se abrían los agujeros donde irán los cimientos de una construcción que tendrá cinco pisos.

Como consecuencia de la información publicada se han presentado María González González, de 37 años de edad, hija de Juan y Josefa, casada, natural de Las Palmas, dedicada a sus labores y con domicilio en la calle Benartemi, 14, y su hermana Silvestra, casada, con domicilio en la calle Majadilla, 15, también del barrio de la Isleta. Tenía por objeto la visita de las hermanas a dicho centro en vista de la información de DIARIO LAS PALMAS, ratificar la denuncia que presentaran en agosto de 1945, por medio de la cual daba cuenta de la desaparición de la madre de ambas, Josefa González Betancor, de 54 años por entonces, y de la que o se ha vuelto a tener la menor noticia, pese a que la familia toda busca desde entonces por todos los rincones de la ciudad y de la isla el cuerpo de la misma, pues están convencidas de que su madre fue asesinada para robarla; lo mismo que acuden cada vez que tienen noticias de algún hallazgo macabro para tratar de comprobar si se trata de los restos correspondientes a su madre y poderle dar la sepultura que le corresponde. Josefa y Silvestra informan que su madre se dedicaba a la venta ambulante de telas y que su principal clientela se encontraba por los barrios de Vegueta y San José. También señalan que el día tres de agosto de 1945, que es el día que fijan las hijas como el de su desaparición, Josefa González Betancor llevaba encima algo más de seis mil pesetas.

«A mi madre» nos dice Josefa, la hija, la mataron para robarla; no tiene otra explicación. Alguien que vio el dinero decidió (…… ininteligible ……) del lugar donde fueron hallados calcinados los huesos de referencia fueron encontrados también restos de animales y aunque esto puede inducir a pensar que e aquellos contornos existió un matadero clandestino de reses, cierto es también que debajo de los huesos incinerados, como si a la hora de la muerte estuviese envuelto en él solo usara como prenda de vestir, había también a medio incinerar parte de un vestido de color negro y el cordón a que anteriormente hemos aludido. Nada se puede afirmar sobre los restos encontrados corresponden a los de la infeliz Josefa González Betancor, pero lo que si choca en extremo es que el que efectuó el enterramiento pretendiese la desaparición a base de fuego y que junto a los mismos se encuentren, a medio quemar también, los restos del traje de una mujer.

El misterio que envuelve el hallazgo de la calle Julián Romero Briones continúa y continuará, pues lo de los restos de tela negra encontrados y el hecho de que los huesos mayores estuviesen a medio quemar, lejos de ofrecer consecuencias aceptables avivan la interrogante en que se encuentran los deudos de la vendedora ambulante Josefa González Betancor y la gente del barrio de Vegueta.

.

Artículo: Carmelo Ramírez Pérez – (Septiembre 2013)

Fuente: ULPGC – Diario de Las Palmas (23-06-1958)

 

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«

Compartir

Comments

  1. Pepe Díaz el 1 octubre, 2013 - 12:40 dijo:

    Curiosa Pincelada histórica que recoge nuestro buen vecino, amigo y administrador de la web del barrio, en torno al misterioso enteramiento en la calle Julián Romero Briones. Lo que no me cuadra es si la susodicha calle está en Vegueta o en San José, si leemos un poco de historia creo que está en el barrio de San José.

    PD.
    A ver cómo le van a llamar a los nuevos Juzgados: San José, Vegueta, Polígono de San Cristóbal. Esperemos por los listillos de turno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com