Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

Que felices éramos con tan poco – Aquellos niños y aquellos «Reyes Magos»

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

Que felices éramos con tan poco

Aquellos niños y aquellos Reyes Magos

El día seis de enero, manda la tradición cristiana que a los niños se les traigan juguetes y regalos, como aquellos tres Magos de Oriente hicieron con el “Niño Jesús”, recién nacido en Belén, al que le ofrecieron oro, incienso y mirra.

Entiendo perfectamente el avance de la tecnología y gracias a ella vivimos con mucha más comodidad e incluso muchos más años de vida. Pero hoy me refiero a la inocencia que tuvimos de niño/a los que hemos nacido unas cuantas décadas atrás, casi cuando en la calle Clarín de nuestro barrio de San José donde nací y pasé toda mi infancia y juventud, no se veía un juguete a pilas..

Pero que felices éramos !!!

Todo esto viene a cuento, porque el pasado “Día de Reyes” (06-01-2014) dando un paseo y de paso llevar los “Reyes” a la suegra, desde la zona de La Isleta hasta Los Picachos en Telde, pasando por las calles Juan Rejón, Albareda, General Vives, León y Castillo, Francisco Gourié, Teatro, Subida a Tafira, Barrio de San Juan, San José, Zarate, Hoya de la Plata hasta llegar a Telde; sólo y exclusivamente vi en la Plaza del Teatro a una niña con sus padres en una preciosa “Bicicleta color rosa

¡¡¡Quien no se acuerda de aquella algarabía de chiquillos y no tan chiquillos en aquellos callejones y barranqueras desde las cinco y media o seis de la mañana dando tiros, balonazos, toques de cornetas, tambores, gritos indios, etc., etc.!!!

El juego estaba en la calle entre unos y otros como si fueran de la misma familia, unos jugando a la Oca con los Juegos Reunidos, otros escondidos en las esquinas dando tiros como vaqueros, otros organizando un partido de futbol, rompecabezas, aquellas patinetas de madera con ruedas de cojinetes, las carretillas, las espadas de madera con un tramo en la punta pintado de color rojo.

Las niñas en otros rincones con sus muñecas, sus cocinas, platos, vestidos para las muñecas, etc., etc., nos olvidábamos de desayunar, de almorzar y hasta de cenar. También hay que decir que en muchas ocasiones esos juguetes poco a poco se iban guardando para el año que viene, se pintaba de distinto color y Reyes nuevos otra vez.

Pero que felices éramos !!!

Dicen que las edades del hombre se dividen en cuando creen en los Reyes Magos, cuando dejan de creer en ellos y cuando se convierten en Reyes Magos. Y algo debe tener de cierto la máxima, sobre todo cuando se piensa en que diferente eran aquellos Reyes a los de ahora.

Hoy los niño/as casi siempre juegan solos, tristes, ensimismados y algunos se vuelven hasta agresivos, sentados en un sillón o frente a una consola electrónica como compañero de juego y que además casi siempre les gana, juegos visuales interactivos y de una gran complejidad técnica que a su subconsciente siempre le tiene ocupado con el consiguiente retraso en las labores escolares; esto harán a los padres reflexionar y mucho, sobre la abundancia, la conveniencia y la añoranza de sus experiencias en otra época.

¡Ya no vemos a un niño/a entretenido con su juguete y pensando como montar, peinar, vestir, o cargar su pistola de mixtos que le dejaron los “Reyes Magos”!

¡¡¡Que felices éramos con tan poco!!!

 

Artículo: Carmelo Ramírez Pérez – (Enero 2014)

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

Compartir

Comments

  1. mafersa el 10 enero, 2014 - 11:57 dijo:

    Que tiempo tan feliz
    Que nunca olvidaré,
    y los juguetes aquellos,
    con los que tanto jugué.

    La necesidad agudiza el ingenio, recuerdo aquellos panderos de chapas que hacíamos por Navidad, y muchos juguetes hechos de lata o madera. Recuerdo las camionetas hechas con cajas de fósforo, la cometas que hacíamos con caña y papel fino de colores, pegadas con pegamento hecho con harina y agua…
    Recuerdo con que alegría nos reuníamos en las calles del barrio los chiquillos a jugar a la pelota, a indios y vaqueros,o, sencillamente, al escondite.
    Ahora los niños se quedan en su casa jugando a con la nintendo, con la wii o poniéndo whatsApp a sus amigos con el nuevo smartphone que le trajeron los reyes.
    Cada vez nos comunicamos más, pero menos directamente, persona a persona; usamos el whatsApp, el correo electronico, las redes sociales, y menos el teléfono, ¡quién lo iría a decir!
    Me hizo mucha gracia un cartel que había colgado en un bar que decía: Aquí no hay Wifi ni cobertura, ¡hablen entre ustedes!
    Como dije al principio…
    ¡Que tiempo tan feliz!
    Y es que, con el tiempo, tendemos a recordar lo agradable y a olvidar lo desagradable.
    Fue un tiempo feliz, pero con muchísimas necesidades insatisfechas.

  2. Tomy y Flory. el 10 enero, 2014 - 19:56 dijo:

    Felicidades por tu valentía llevando un periódico tan fabuloso y entrañable.

    Eres portavoz y amigo que lucha por hacernos felices con las noticias y acontecimientos importantes de nuestros queridos vecinos.

    Gracias por tenernos informados y hacernos coparticipes de nuestros aconteceres.

    Un saludo y adelante, con mucho afecto.

    Tomy y Flory.

  3. Juan José el 10 enero, 2014 - 20:08 dijo:

    Un artículo muy lindo y mejor redactado, con rasgos de mi moñigal querido. Enhorabuena Carmelo Rarmírez por entender todavía el barrio como lo conocimos, incluyendo las necesidades y desconsuelos que pasamos, pero así y todos salimos adelante.

    Gracias amigo, por esos recuerdos de Reyes aunque fueran de madera y trapo.

    Juan José

  4. L. Martín el 12 enero, 2014 - 9:54 dijo:

    Que tiempos quellos, cuando con una pipa de albaricoque haciamos un pito y con una tabla le poníamos cascaras de tunos coloraos y a arrastrarse por aquellas barranqueras o con el aro de una silla y una verguilla hacíamos otro juguete.

    Gracias barriodesanjose.com por recordarnos aquellos tiempos.

  5. Pepe Luis el 12 enero, 2014 - 14:52 dijo:

    Y quien no recuerda los partidos de futbol con chapas de botellas a las que les poniamos la figura de un jugador y rellenas por debajo con barro y con las trabas de la tender la ropa pistolas o tiraderas con las ramas en forma de Y y gomas de coches. Gracias amigo Carmelo por llevarnos treinta, cuarenta o mas años atrás
    Saludos a todo mi barrio de San Jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com