Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

RCD. Celta 3 – UD. Las Palmas 1

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

TIEMPO PARA LA CRÍTICA

Rutina y monotonía a domicilio

Adriano Ojeda Santana

Siento aburrirles con el mismo esquema de partido de la UD a domicilio en mis crónicas. Esta vez no iba a ocurrir algo distinto, no hay sorpresa.

En los primeros minutos ambos equipos tanteaban momentos de buena presión en campo rival, más intensos. A raíz del primer gol, tras un fallo incomprensible de Bigas en la salida del cuero, Rossi adelantaría a los vigueses. Otro regalo amarillo, una jornada más. A remolque, como siempre. El equipo celeste presionaba bien la salida de balón amarilla y anulaba a Roque. Zaga isleña adelantada y festín a la espalda canaria con Sisto y Aspas (retrató a Castellano durante los primeros 45 minutos), cuyas jugadas darían sus frutos con un segundo gol gallego, obra nuevamente de Rossi tras un rechace de Raúl a tiro de Aspas, que sorteó una vez más a Dani.

Para no variar el esquema, a partir del minuto treinta los canariones espabilarían y gozarían de más ocasiones en campo contrario: Vicente estrelló un balón al larguero y Simón marcó un gol mal anulado por el asistente. Jesé inadvertido, Viera a fogonazos con su visión de tiralíneas y Prince mejor de espaldas que de cara a puerta. El cuadro de Setién no encontraría en el primer parcial la pausa en el juego necesaria para dominar a su rival tras bajar la intensidad.

El segundo período presentaría un escenario más abierto, con alternativas en los dos bandos. Las Palmas aumentaría su presencia en campo contrario y su alegría en el juego poco a poco, mientras que los gallegos aprovecharían los espacios a la contra, a modo pasacalle. Y de esta manera llegó el “hattrick” de Rossi, en su noche redonda, otro “muerto” que resucitamos.

El equipo siguió en la misma línea, controlaba más el juego en campo contrario y el gol de Bigas a balón parado alentaría a los de Quique Setién a tener los mejores veinte minutos finales, con ocasiones desaprovechadas de Bigas o Jesé a larga distancia, o de Viera tras pase de Jesé, que hubieran puesto picante a los últimos minutos. De nuevo los amarillos ofrecerían su mejor versión, muy tarde. Ya les avisé de que la estructura de partido es un calco de toda la temporada a domicilio.

El aficionado canarión no debe tener muchas esperanzas en que cambie esta dinámica a domicilio, ni tan siquiera con la noticia de la salida de su entrenador, que podría restar presión en el vestuario, o no…

Lo que sí esperamos es que este equipo sin balón ofrezca mecanismos al menos tan buenos como los que tenemos con él la próxima temporada. Somos dos equipos diferentes en estas dos circunstancias: un equipo que puede aspirar a Europa cuando tenemos el esférico, y otro que no está a la altura de esta Liga sin él: sin presión tras pérdida del jugador que lo perdió, defensa adelantada sin defender desde arriba con los delanteros (exposición atrás), regalos atrás inconcebibles fruto de falta de atención o tensión, y otros muchos aspectos tácticos.

 

Fuente: Adriano Ojeda Santana (03-04-2017)


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com