Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

Reyes de ayer y hoy

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

Reyes de ayer y hoy

¡Qué lejos queda cuando veo a los niños eclipsados con el ordenador
o embobados delante del televisor con las consolas de videojuegos!

juguetes_nene (3)Se nos han ido los amaneceres felices de aquellos “Días de Reyes” llenos de niños gritando de alegría, tiros de pistolas, cornetas, juegos reunidos, tambores, balonazos -con sus ropas de “furbo”, como decíamos antes-, las niñas lógicamente más comedidas con sus muñecas de trapo o de cartón pintado (las más pudientes), los vestidos para ellas, los juegos de cocina, de peluquería, etc.

Nuestros padres y hermanos mayores nos despertaban al amanecer para recibir los juguetes que nos habían dejado los Reyes Magos “que linda ilusión”, los más atrevidos ni dormíamos, metidos entre sábanas, pero con los ojos como candela esperando tan ansiada hora. Con los ojillos todavía casi pegados ni soltábamos palabra alguna impresionados ante aquellos regalos de reyes, hasta que dábamos rienda suelta a gritos y lágrimas de felicidad contenida durante muchos días de espera.

Como locos esperábamos a que aclarara el día para salir a la calle a jugar y compartir con todos los niños del callejón la -fiesta de regalos- que nos habían dejado; a esa hora de la mañana ya se organizaban -partidos de “furbo”, guerras del más famoso oeste, batallas romanas con sus espadas, los boliches, trompos y un sin fin de chucherías propias de ese día. Las niñas más tranquilitas pero con la felicidad a flor de piel en sus esquinitas haciendo de madres, peluqueras, modistas, con sus muñecas y trajes, y las más vivarachas saltando a la cuerda.

Aquel callejón era una algarabía de niños con toda clase de juguetes, -la mayoría eran de artesanía- espadas, carruchas, patinetas, camiones, etc.- nos olvidábamos del desayuno y hasta del almuerzo porque la felicidad de aquellos niños era inacabable, muchos nos llevamos algún tirón de orejas de los mayores porque el día se acababa y al día siguiente había que ir a la escuela.

Hoy los amaneceres del “Día de Reyes” más tristes no pueden ser, -son las primeras horas de la mañana y ni un solo niño jugando en la calle- todos en casita encajados en el sillón manipulando el Móvil, la PlayStation, la Xbox, la Tablet, el Ordenador Portátil y demás aparatos electrónicos; y lo más curioso, -sin hablar, ensimismados en su juguete- ni siquiera comenta si le gusta o no porque primero tiene que leerse el manual para poder usarlo, ya no existe ese -papá ayúdame a montar el tren, el fuerte, o cualquier otro objeto o juguete- la alegría que también tenían nuestros mayores sintiéndose niños ha desaparecido por completo.

Después se pasaran muchas horas encerrados en sus cuartos, solos con sus maquinitas, sin relacionarse con nadie de la casa, y en contadas ocasiones con algún amigo que tampoco habla, solo se disputan una partida -y a veces hasta discuten-.

Es tal la adicción que llegan a obsesionarse hasta el punto de estar en clase y pensar más en como pasar una “fase” del juego, que en atender las explicaciones del profesor como desarrollar una -ecuación, por ejemplo-.

Y quiero terminar como mismo empecé:

¡Qué lejos queda cuando veo a los niños eclipsados con el ordenador
o embobados delante del televisor con las consolas de videojuegos!

 

Artículo: Carmelo Ramírez Pérez – (Enero 2016)

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

Compartir

Comments

  1. Que razón tienes, Carmelo!
    No he visto esta mañana, día de Reyes, ni un niño jugando a la pelota, ni con bicicletas ni patinetes.
    Le comentaba a mi mujer que si siquiera los contenedores de la basura estaban rebosando de cajas vacías de juguetes, papeles de regalo arrugados, bolsas de plástico de los comercios, etc.
    Todo esto nos confirma que las modernas TIC’S (Técnicas de la Información y la Comunicación) nos acerca los amigos y familiares que se encuentran más alejados pero nos aleja de los más cercanos.
    Mis felicitaciones por el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com