Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

Sabíamos que ….. El barrio de San José también tuvo y tiene «Zapateros»

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

 

El Barrio de «San José» y sus oficios

«Zapatero«

Se llama zapatero a la persona que tiene por oficio la fabricación y reparación de calzado. Entre las ocupaciones del zapatero figuran la fabricación de zapatos y botas así como la fabricación de plantillas para introducir en el calzado tras haberlas delineado con una plantilla. También marca y crea orificios en el cuero que servirán tras remacharlos con aros metálicos para introducir los cordones de los zapatos.

También pone tapas y suelas a los zapatos sustituyendo las viejas o cosiendo las nuevas sobre las anteriores. Arregla y sustituye los tacones de zapatos y botas. Cose los cueros abiertos. Por último, abrillanta y pule los zapatos aplicándoles betún y cepillándolos antes de entregarlos al cliente.

Los zapateros también desempeñan otras funciones relacionadas con el cuero, como la reparación de cinturones y la inserción de orificios o el cosido de otros objetos como bolsos.

Todos los barrios tuvieron, y todavía quedan algunos, su taller de compostura de calzados, el «zapatero remendón» como se lo llamó popular y cariñosamente. Y nuestro Barrio de “San José” era uno de los primeros ya que así de pronto y que me acuerde estaban:

Rafael Coruña (frente a la tienda de Consuelito).

Maestro Pepe Coruña (padre del “Bicho Malo”, porla Peña bajando el Molino).

Maestro Chano Coruña (frente a Estanislao).

Juan Melián (más arriba del tío Chano).

Carmelo Coruña (en la trasera de Estanislao).

Manolito “El Gato”

“Gofito Conejo”

Paquito (frente al Bar de Tino)

El Zapatilla (frente a Juan Domínguez)

Juan “El Cubano” (frente a los Correa)

Maestro Rafael “El Cojo”

Maestro Miguel (en la calle Estufa)

Manuel Bermúdez (padre e hijo), etc., etc.

Angel Cabrera Suárez (en el Paseo de San José)

Si bien el trabajo ha sufrido una caída respecto a otros tiempos, la media suela sigue siendo la protagonista, le siguen de cerca los tacos de goma para hombres y las tapitas para los tacos y taquitos del calzado femenino. «Lo que hace rato que no piden es la suela entera». El olor a cuero y a las ceras para el lustre se apodera del local. Una máquina para pulir los bordes de las suelas, y para lustrado preside las instalaciones, atestadas de zapatos viejos, de frascos de tintas y de planchas de suela. Un letrero en la pared que dice «Aquí también arreglamos pelotas de fútbol, carteras cinturones, bolsos y valijas, etc.”

Algunas de las herramientas son:

 

El clicker o cortador:

Sirve para cortar las piezas de cuero que formarán el zapato siguiendo los patrones correspondientes al modelo y talla del mismo.

El martillo de remendón:

Se utiliza para fijar la piel sobre la horma de madera de forma provisional hasta que se cose al cerquillo.

Chaira:

Herramienta cortante que sirve para excavar la suela para poder fijar la costura. Hoy ha sido sustituido por maquinaria eléctrica.

Lezna:

Se utiliza para practicar agujeros en la piel y para hacer bordados de adorno sobre la misma.

Además de el marcador, picador, puntador, la costa, pata de cabra, bisagra, burro, brasero, cerote, cuchilla, manopla, etc., etc.

Video del zapatero trabajando

Artículo:  Carmelo Ramírez Pérez – Marzo-2012

Fuente:  Fedac

 

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«

Compartir

Comments

  1. EMILIO RAMÍREZ SUÁREZ el 14 enero, 2013 - 23:36 dijo:

    Añadir al excelente artículo de Carmelo Ramírez que al morir mi tío político Pepe Coruña(José Cabrera Coruña),le sucedió en las tareas artesanas de reparación de zapatos su hijo Antonio Cabrera Ramírez (Bicho Malo)que era la persona más entusiasta,alegre,y optimista que conocí de aquella época.Mi primo Antonio el zapatero,era un perfec
    to atleta,moreno,y un excelente nadador que los Domingos nos deleitaba con sus saltos del último trampolin de la piscina de Martín Freire.Realizaba saltos de doble mortal con una técnica depuradisima sin que jamás recibiera clases alguna.Era un espectáculo,pues cuando iba a saltar tenían que despejar totalmente la zona de caída de las decenas de nadadores que allí se encontraban.Creo, que lo de «bicho malo» se debía a lo buena persona que era y que efectivamente no le tenía miedo a nada,con espíritu inquieto,y decidido a todo.Me contaban la gente del barrio
    aunque yo eso no lo presencié que en marea alta,se tiraba de lo alto del Castillo de San Cristóbal como si tal cosa
    y ya luego continuaba nadando hacia el Caletón y la Puntilla y algunos decian que continuaba nadando hacia La Laja
    cosa que no me extañaba dada su gran potencial físico con un pecho abombado que daba razón de su gran capacidad pulmonar.En fin,un artesano del cuero,que tenía como ocio el nadar,disfrutando personalmente y deleitando a sus amigos y vecinos de nuestro barrio y del también marinero San Cristóbal.Le tenía gran aprecio pues su sonrisa y alegría ,me transmitía tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com