Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

Sabíamos que….. Las tertulias en las “Carpinterías”

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

Las tertulias en las «Carpinterías»

Aparte los casinos y sociedades de cierto rumbo existían en nuestra ciudad otros lugares de reunión más democráticos: las carpinterías. No se comprende el ambiente de berbiquíes y garepas sin la correspondiente tertulia de los prohombres del barrio, a la tardecita, cuando, ya empiezan a desfilar los aprendices y el maestro da los últimos toques a la cómoda de doña Fefa, la mujer del practicante. Las tertulias de las carpinterías eran cordiales y tendenciosas, animadas a veces por una partida de envite con su correspondiente pizqueo de ron y sardinas de Nantes con pan bizcochado. Lo corriente, no obstante, era la charla a palo seco con los tertuliantes sentados  -en casa del herrero…..-  sobre cajones de belmontina y alguna silla descompuesta.

_________________________

Dicen que Soledad, la de Manolito Pitin, se entiende con el sargento de la batería.

Oiga, caballero; aquí somos gente seria y no hablamos de machangadas. Deje eso para las mujeres.

Saben lo de maestro Julián?

Claro, se ha comprado un fotingo.

Y ya no se llama maestro Julián “Potaje”, sino “Consomé”. El mismo dice que lo de «consomé» es más fínodo. Las cosas de maestro Julián.

Y ¿para qué quiere el fotingo?

¿Para qué va a ser?

Para ir a Tafira a pelar a don Camilo y a los niños del alcalde. Oiga, ¡vaya labia la de maestro Julián!,  sabe más cuentos que los Hermanos Millares.

_________________________

En las carpinterías se habla, sin malquerencias ni envidias, de todos los vecinos del barrio. Otro tema obligado lo constituyen las carreras («carreras», no regatas) de botes: el Poeta Tomás Morales y el Perico atraen los domingos a la tertulia en peso hacia San Cristóbal, y los demás días se desmenuzan paso a paso las peripecias de la competición.

_________________________

El patrón del Poeta debió coger el barlovento en la misma Laja.

Y ¡mira que tumbar hacía dentro al llegar a la Salazón!

Gallo qué no canta algo tiene en la garganta.

Sí, la caña del timón. O el tolete del remo, con el estrobo y media chumacera. ¡Vaya falta de ignorancia, caballeros!

_________________________

La tertulia se prolonga hasta bien entrada la noche. De vez en cuando se levanta el maestro para darle un toque a la cómoda de doña Fefa o alinear los cepillos y garlopas en la estantería del fondo, bajo el letrero de «No se prestan herramientas» erizado de serrín en polvo.

Al fin salen los contertulios; el maestro coloca la táramela de la puerta y echa el cerrojo.

A la buena de Dios.

Se acabó la jornada. Alguien añade: “Mañana será otro día”

 

Artículo:  Carmelo Ramírez Pérez – (Mayo 2012)

 

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«

Compartir

Comments

  1. benjamin el 30 mayo, 2012 - 11:47 dijo:

    pues mira por donde me viene a la memoria el recuerdo que tengo de un buen Carpintero de su Epoca reconocido por mucha gente del Barrio se trata de maestro Juan Corvo y lo recuerdo de verle trabajando en su banco, que lo tenia en el patio de su casa y una vez retirado se dedicó en sus ratos de Ocio a trabajar para los niños, haciendo, camiones, carruchas, patinetas en fin muchos cachibaches, que luego se iba al Mercado estoy hablando para las fechas de Navidad y Reyes y los vendía amén de los que hacía para la gran pole de nietos que tenia, pués la verdad es que disfrutaba haciendo su trabajo para la chiquillería y la verdad a veces me iba por la Plaza y en ocasiones la venta era tan buena que salia disparado ya que llevaba varios encargos que tenia que hacer sobre la marcha. pero todo cambio cuando tuvo que dejar su Domicilio del Paseo y mudarse a la Vega de San José ahí le cambió todo hasta su forma de vivir ya no era la misma en varias ocasiones le pregunte que pasa Maestro Juan y su contestación siempre era la misma, que hechaba de menos el trabajo de los niños para los Reyes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com