Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

UD. Las Palmas 1 – CD. Alavés 1

TIEMPO PARA LA CRÍTICA

Empate con polémica y salvación matemática

Adriano Ojeda Santana

El equipo amarillo llegaba al encuentro con la baja sensible de Jonathan Viera, jugador fundamental para los canarios en tres cuartos de campo. Sin embargo, los isleños saldrían al partido con intensidad, circulación rápida de balón y presión tras pérdida para recuperar el cuero lo antes posible. Todo el flanco de ataque se movió con intensidad en esos primeros veinte minutos: Tana, Halilovic y Jesé estaban en constante movimiento, tratando de desordenar el repliegue vasco. Tuvo sus frutos, puesto que Jesé tuvo en sus botas dos ocasiones para transformar en gol, junto a Halilovic, que anduvo falto de puntería durante todo el choque. Pudimos ver una versión mucho más ofensiva de Roque gracias a que Montoro ejercía de pivote defensivo, y un Jesé de más a menos, que no anda nada fino desde su llegada.

Tras los primeros veinte minutos de mucha intensidad, el equipo canario bajó el pistón y fue mucho más espeso con balón. Dominó y llevó la iniciativa durante casi todo el encuentro (en la segunda parte fue a menos), pero a diferente ritmo. El gol canarión llegó de un gran pase de Tana a Prince, el ghanés definió de vaselina ante la salida de Pacheco, ejecución de crack, que llega a los 10 goles esta temporada, como en ninguna anterior a nivel personal.

En el segundo acto, la zona medular se convirtió en una zona de tránsito, el Alavés comenzó a llegar más y mejor. Mientras, los de Setién no sometían como en el primer parcial a los vascos. El gol vasco vino acompañado de polémica por fuera de juego. El cuadro amarillo reclamaba interferencia en la visión del balón golpeado por Ibai, el cual despistó a Raúl.

El croata Halilovic desequilibraba y aportaba peligro en ataque, Jesé parecía fundido y Prince no mereció ser sustituido por Livaja, quien fue posteriormente expulsado por una fea entrada. Hernán tendría minutos de calidad con el objetivo de recuperar el terreno perdido en el centro del campo, pero personalmente no entendí la salida del terreno de juego de Halilovic, quien estaba aportando mayor dinamismo ofensivo que ningún otro.

En resumen, punto que sabe a poco tras el enfado de la grada con el colegiado, pero que nos sirve para certificar la salvación matemática en Primera un año más. Toca ganar al Leganés a domicilio y dejar un buen sabor de boca a la afición tras esta convulsa segunda vuelta.

 

Fuente: Adriano Ojeda Santana (23-04-2017)

 


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

 

SD. Eibar 3 – UD. Las Palmas 1

TIEMPO PARA LA CRÍTICA

La defensa de la Unión Deportiva
corona una semana “redonda”

Adriano Ojeda Santana

La historia se repite fuera de casa. Ni el entrenador, ni su cuerpo técnico ni sus jugadores han mostrado intención de variar la dinámica fuera de la isla. Ni siquiera los 7 cambios con respecto a Balaídos han cambiado ligeramente el rostro pálido de este equipo.

En la primera mitad, no sabría distinguir si el baño gallego fue mayor que el baño vasco. Un equipo serio, ordenado y guerrero buscó a los amarillos en propio campo. Nos tienen tomada la medida a este equipo frágil defensivamente. Los vascos supieron abrir el campo, presionar a nuestro faro en el medio, jugar directo o jugar con más pausa. Los nuestros perseguían sombras por momentos, no anticipábamos ningún balón, los jugadores no tenían claro qué jugador o línea sobre el campo tapar, ni precisión a la hora de sacar la pelota. Irreconocibles, algún pelotazo como remedio a la alta presión que no llegaba a buen puerto.

El primer gol obra de Bebé vino precedido de una pasividad alarmante de los amarillos ante el balón jugado por los centrales blaugranas: lanzamiento en largo, Bebé toma la espalda a Simón y gana la posición en carrera a Lemos para definir ante Raúl. Otro descalabro fruto de la defensa adelantada. El segundo, de un centro lateral que el propio Aythami introduce en su puerta tras pérdida de Simón en propio campo. Un festival de errores que ya nada tiene que ver con la fortuna.

El segundo parcial comenzó más abierto, los vascos darían un respiro a los centrales amarillos y la UD Las Palmas incrementaría sus opciones en campo contrario. En este tramo llegaría la única genialidad ofensiva canaria en el encuentro: obra maestro a tiro directo de Mauricio Lemos desde 31 metros que se coló por la escuadra. Poco duraría la alegría, minutos más tarde Simón cometería un penal riguroso por agarrón en el área (para redondear su noche negra) que transformó Adrián. Los pupilos de Setién bajarían los brazos a la vez que el conjunto eibarrés retomaría su intensidad en mitad de campo sin un cambio de panorama claro hasta el final.

Queda la incógnita de averiguar cómo recibirá la grada a Setién y los suyos el domingo en el Estadio de Gran Canaria ante la imagen indolente que ha mostrado el cuadro isleño en las últimas fechas, y el malestar que se ha dibujado desde los medios alrededor de la figura del entrenador con sus decisiones en estos meses. Sea como sea, este equipo no es la sombra de lo que ha sido el año 2016, yendo cada vez a menos.

 

Fuente: Adriano Ojeda Santana (06-04-2017)


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

 

RCD. Celta 3 – UD. Las Palmas 1

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

TIEMPO PARA LA CRÍTICA

Rutina y monotonía a domicilio

Adriano Ojeda Santana

Siento aburrirles con el mismo esquema de partido de la UD a domicilio en mis crónicas. Esta vez no iba a ocurrir algo distinto, no hay sorpresa.

En los primeros minutos ambos equipos tanteaban momentos de buena presión en campo rival, más intensos. A raíz del primer gol, tras un fallo incomprensible de Bigas en la salida del cuero, Rossi adelantaría a los vigueses. Otro regalo amarillo, una jornada más. A remolque, como siempre. El equipo celeste presionaba bien la salida de balón amarilla y anulaba a Roque. Zaga isleña adelantada y festín a la espalda canaria con Sisto y Aspas (retrató a Castellano durante los primeros 45 minutos), cuyas jugadas darían sus frutos con un segundo gol gallego, obra nuevamente de Rossi tras un rechace de Raúl a tiro de Aspas, que sorteó una vez más a Dani.

Para no variar el esquema, a partir del minuto treinta los canariones espabilarían y gozarían de más ocasiones en campo contrario: Vicente estrelló un balón al larguero y Simón marcó un gol mal anulado por el asistente. Jesé inadvertido, Viera a fogonazos con su visión de tiralíneas y Prince mejor de espaldas que de cara a puerta. El cuadro de Setién no encontraría en el primer parcial la pausa en el juego necesaria para dominar a su rival tras bajar la intensidad.

El segundo período presentaría un escenario más abierto, con alternativas en los dos bandos. Las Palmas aumentaría su presencia en campo contrario y su alegría en el juego poco a poco, mientras que los gallegos aprovecharían los espacios a la contra, a modo pasacalle. Y de esta manera llegó el “hattrick” de Rossi, en su noche redonda, otro “muerto” que resucitamos.

El equipo siguió en la misma línea, controlaba más el juego en campo contrario y el gol de Bigas a balón parado alentaría a los de Quique Setién a tener los mejores veinte minutos finales, con ocasiones desaprovechadas de Bigas o Jesé a larga distancia, o de Viera tras pase de Jesé, que hubieran puesto picante a los últimos minutos. De nuevo los amarillos ofrecerían su mejor versión, muy tarde. Ya les avisé de que la estructura de partido es un calco de toda la temporada a domicilio.

El aficionado canarión no debe tener muchas esperanzas en que cambie esta dinámica a domicilio, ni tan siquiera con la noticia de la salida de su entrenador, que podría restar presión en el vestuario, o no…

Lo que sí esperamos es que este equipo sin balón ofrezca mecanismos al menos tan buenos como los que tenemos con él la próxima temporada. Somos dos equipos diferentes en estas dos circunstancias: un equipo que puede aspirar a Europa cuando tenemos el esférico, y otro que no está a la altura de esta Liga sin él: sin presión tras pérdida del jugador que lo perdió, defensa adelantada sin defender desde arriba con los delanteros (exposición atrás), regalos atrás inconcebibles fruto de falta de atención o tensión, y otros muchos aspectos tácticos.

 

Fuente: Adriano Ojeda Santana (03-04-2017)


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

 

Las Palmas 5 – Osasuna 2

TIEMPO PARA LA CRÍTICA

Jesé y la Unión Deportiva por fin respiran aliviados

Adriano Ojeda Santana

El conjunto canario logró una victoria merecida hoy en el Estadio de Gran Canaria. El partido contuvo, a pesar del abultado resultado, de todo lo que le viene ocurriendo a este equipo en las últimas semanas.

Tuvo un primer tiempo dividido en dos fases diferenciadas. Al terreno de juego saltó el equipo que enamoró en el Bernabéu: ritmo, fluidez y profundidad, con nuestro dueto favorito: Viera – Jesé, que culminaron una jugada de fantasía para que el ex madridista debutase como goleador amarillo. Tras el gol, hubo un parón de varios minutos por un problema en la red de la portería. Esto trastocó el ritmo y la tensión de los canarios, quienes reanudaron con un juego plano y dieron alas a un equipo el cual, en dos llegadas, tras pérdidas en el centro del campo, fulminaron a Varas. Acusó la vulnerabilidad defensiva y la falta de tensión atrás, con una pasividad alarmante. Varas dejaba muerta una pelota procedente de un centro lateral de Jaime que aprovechó Kodro para hacer el primero y en el segundo, disparó sin apenas oposición, dando sensación de subestimar la capacidad ofensiva del equipo rojillo. A todo ello se juntó la excesiva permisividad del colegiado con las duras acciones de los navarros, quien desquició a la grada y al equipo, pero sin escudarse en ello para manifestar las carencias de este equipo.

Si bien Roque Mesa dio una lección magistral de salida de balón y jerarquía en Madrid, esta vez se mostró espeso y errático en sus funciones (a pesar de ello anotó el cuarto gol en jugada estratégica a balón parado en el segundo acto). Sí estuvo más acertado de tres cuartos de campo hacia arriba (asistencia + gol).

No muy distinto fue el inicio del segundo parcial para el cuadro isleño, aunque controló la posesión durante todo el encuentro (77%). La estrategia a balón parado cogió peso para desnivelar el encuentro y pronto Osasuna se abrió para intentar conseguir la igualada tras un desafortunado gol en propia puerta de Unai, tras un centro que apenas atañaba peligro para los intereses navarros. Esta condición hizo que la UD jugase más alegre para sentenciar el partido, con un Viera que se gustaba (de nuevo asistió a Jesé en el quinto), un Prince que aportó frescura y otro caluroso llamamiento de la afición a la renovación de Setién.

En resumen, una UD que supo luchar contra sus propios fantasmas en el partido e hizo valer la previsión que se apuntaba previamente al encuentro, festín final ante el colista, refuerzo moral para los jugadores y en especial para Jesé, que ya respira aliviado.

 

Fuente: Adriano Ojeda Santana (05-03-2017)


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

 

Real Madrid 3 – Las Palmas 3

TIEMPO PARA LA CRÍTICA

La épica del Real empaña el circo de la UD.

Adriano Ojeda Santana

Partidazo. Partido abierto entre dos equipos con estilos diferentes. Un equipo amarillo que bordó el fútbol, sin complejos, con valentía, imponiendo su estilo mediante la posesión. Una UD con Viera y Roque dando clases magistrales de salida de balón, verticalidad y sentido del juego, unos laterales incisivos y profundos ante los espacios que dejaba el Madrid en las bandas y un ataque dinámico y profundo, con ocasiones claras. Fútbol de muchos quilates.

Ante este panorama el Madrid se mostraba sabedor de que sus robos podrían acabar con pocos toques en portería contraria. Así sucedió en el gol de Isco en la primera parte (en fuera de juego, eso sí). Pero en ningún momento el Madrid se adueñó del partido. La fluidez, el juego y el centro del campo lo puso la UD, la respuesta a chispazos la planteaba el Madrid.

El panorama en el resultado se inclinó hacia el lado isleño tras la expulsión de Bale por doble amarilla, absurda como inusual en el galés. A partir de ahí la espalda de los defensas merengues fue un festín para Prince y Jesé, que controlaba a su antojo el partido a través de la posesión y los desmarques…Primero con un penalti de Ramos que transformó Viera y después con un desmarque en ruptura de Prince que se anticipa a Navas y marca a puerta vacía.

Siguió el conjunto de Setién disfrutando de ocasiones a la contra de la mano de Jesé (tuvos dos claras, otra vez sin acierto), para sentenciar el choque tras los arreones de urgencia del Madrid, que se veía obligado a empujar y la UD a ser replegada.

Perdonó el conjunto visitante y lo acabó pagando. La épica y el coraje se hicieron presentes ante las clemencias otorgadas de los canariones, aunque demasiado tarde, pero en los minutos de siempre. Cristiano de penalti tras una mano de Castellano y luego otro de cabeza a la salida de un córner hicieron honor al ADN madridista, que esta vez mereció ser derrotado por fútbol e incluso ocasiones. Demasiado castigo para Setién y los suyos, que seguramente acusaron el frescor y el desahogo de Viera tras su sustitución.

Reparto de puntos que no hace justicia a uno, y no contenta a otros. Probablemente a ninguno de los dos equipos. Y casi con toda seguridad la mejor actuación de un equipo que visita el Bernabéu. Tal es la magnitud de la jerarquía mostrada hoy en Chamartín que si tuviéramos otros “pistoleros” más eficaces en ataque este partido quedaría archivado en todas las hemerotecas del fútbol mundial. No tengo dudas.

 En conclusión, lo que más me apena es que el resultado empañará una actuación histórica que no será puesta en valor por parte del conjunto canario en los medios los próximos días a nivel nacional. Este club da para más, mucho más de lo que dice la tabla. Sólo falta que los goles pongan a la Unión Deportiva donde merece.

 

Fuente: Adriano Ojeda Santana (Marzo – 2017)


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

 

UD. Las Palmas 0 – Real Sociedad 1

TIEMPO PARA LA CRÍTICA

Un problema de “punto de mira”

Adriano Ojeda Santana

Los amarillos hicieron casi todo lo necesario para llevarse los tres puntos ayer, salvo el gol, eso que marca donde estás a final de temporada. Pero se repitieron los problemas de las últimas jornadas (un gol en cuatro partidos), un problema de puntería.

La Real comenzó monopolizando el balón, teniendo las mayores ocasiones de peligro por las bandas y causando problemas en los laterales amarillos, pero sin suerte en el disparo final. Mientras, los isleños aprovechaban los desmarques al espacio de Jesé (muy insistente durante todo el partido, pero sin clarividencia en los metros finales). Esta condición se fue igualando y los de Setién tomarían el dominio absoluto del partido, con un excelso Tana y un incisivo Jesé que dieron profundidad al ataque amarillo, una bendición para Viera. Sin embargo, los amarillos no lograban conectar el último pase que facilitaría el gol a placer, desafortunados en los centros. Y es que ayer quien ejercía la posesión del esférico hacía sufrir al rival, no acostumbrados ambos equipos a correr detrás del balón, pues escasas fueran las oportunidades de los vascos a la contra.

En cambio, en la segunda parte (mismo esquema que en la mayoría del primer acto) lograrían tener ocasiones claras que de forma inexplicable desechó el conjunto canario. Y quien perdona, lo paga. Un regalo de Javi Varas en uno de los tantos pases de salida de balón entre los delanteros del conjunto ‘txuriurdin’ se acabó convirtiendo en un lance fatal para el portero, hundido ayer tras su pifia, como consecuencia de un estilo que tiene estos riesgos y vaivenes.

Quiso reaccionar el equipo local introduciendo cambios ofensivos el míster cántabro: Mateo y Halilovic entrarían por Vicente y Hélder (dos extremos por un lateral y un medio) con la idea de volcar el partido, pero los visitantes permanecieron bien replegados atrás y la UD se vio tocada ante un panorama de puro drama, de los que no te dejan dormir y producen psicosis.

Tras el final del encuentro el entrenador isleño recalcó la tendencia de las sensaciones positivas en las últimas jornadas. Pues yo rezo por recobrar en los delanteros esa lucidez de cara a gol, y la confianza de Jesé en esta condición, que, como suele pasar en estas rachas, cuando mete el primero, todo suele ir rodado.

 

Fuente: Adriano Ojeda Santana (Febrero – 2017)


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

 

Málaga 2 – Las Palmas 1

TIEMPO PARA LA CRÍTICA

El mismo cuento de siempre a domicilio
con el mismo resultado de siempre

Adriano Ojeda Santana

Los canariones siguen naufragando lejos de la isla. Tres derrotas consecutivas que sumergen a los amarillos en una crisis de resultados y de juego. Irreconocible UD en gran parte del partido, hasta la expulsión en el 70´ de José Rodríguez. Pero durante la primera mitad el equipo andaluz planteó un partido físico e intenso en campo contrario, y se repitió el esquema de siempre fuera de casa de los isleños: superados en intensidad, en el medio del campo, e imprecisiones en la salida del balón. Muchos balones sorteados y gran vulnerabilidad defensiva que les costó el partido a pesar de adelantarse a través de una falta directa de Lemos.

Los nuevos fichajes siguen sin encontrarse con el estilo de juego de los de Setién. Sin pausa y con precipitación durante 70 minutos de partido, superados en los lances y duelos del juego. Seguimos sin escarmentar, y la solución no pasa por seguir haciendo lo mismo, eso está claro.

Los últimos 20 minutos sí vimos a esa UD dominadora, seguramente espoleados por la superioridad numérica y la amplitud del juego por las bandas con un notable Simón (de lo mejor en el tramo final), gozando de ocasiones pero sin el acierto necesario. Mientras tanto, el Málaga transmitía peligro a la contra. El mismo cuento de siempre a domicilio con el mismo resultado de siempre.

¿Mi opinión? Mientras la prensa, el entrenador y compañía sigan “calentando la oreja” con las posibilidades de Europa por plantilla como se viene diciendo, no podremos bajar de las nubes a este equipo. Hasta entonces, seguiremos actuando de “salvavidas” de equipos en crisis fuera de casa.

 

Fuente: Adriano Ojeda Santana (Febrero – 2017)


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

Tiempo para la crítica (Las Palmas 0 – Sevilla 1)

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

Tiempo para la crítica

Choque de trenes con distinta pegada

Adriano Ojeda Santana

Y llegó el Sevilla al Estadio de Gran Canaria. Los hispalenses harían un partido serio, digno del mejor equipo que ha pasado por este estadio hasta la fecha, un choque de estilos y táctica que ya se preveía. Pero ante todo vimos dos equipos verticales y agresivos con el balón, algo que se le pide a los de Setién sobre todo lejos de casa.

El inicio del partido estuvo marcado por una presión alta de los amarillos a la salida de balón de los hispalenses en los primeros minutos, que daría sus frutos. Las imprecisiones de los de Sampaoli en los primeros compases otorgarían sus mejores ocasiones a los canarios, que no lograron traducir las ocasiones de Jesé en un mano a mano y las acometidas por la derecha de Halilovic y un renacido David Simón, al que se le esperaba desde hace mucho tiempo.

El partido se fue igualando y el peligro de los visitantes vendría por las bandas, especialmente de las botas de Vitolo, quien desestabilizaba la defensa amarilla hasta ganar la línea de fondo, en varias ocasiones con  peligro por parte del conjunto sevillista. Con el panorama incierto de quién podría llevarse el gato al agua se llegó al descanso.

Los isleños saldrían mucho mejor al segundo parcial, dominando y ejerciendo una mayor posesión del balón, que se traducía en aproximaciones sin suerte de cara a gol, la mayor lacra hoy de los amarillos con diferencia, que no logra en los últimos dos encuentros el camino al gol. El equipo rojiblanco aceptaba el envite y disponía de sus mejores ocasiones a la contra sin terminar de tener fortuna en el último pase y en el mano a mano con Varas.

Sampaoli aceptaba el reto e introducía los cambios de Iborra y Correa por N´Zonzi y Franco Vázquez para causar mayor daño en las contras con jugadores dinámicos, veloces y físicos.

En una acción en la que Iborra llegó a peinar hacia atrás un balón en largo de los hispalenses, lo aprovecharía Correa para atacar el espacio como un puñal y batir en un, prácticamente, mano a mano ante Varas. Una jugada más bien aislada pero que bien definía lo que quería el técnico argentino con sus cambios. La Unión Deportiva se quedaría sin respuesta clara en los diez minutos que restaban para el final. Ni meter una doble punta Jesé-Prince, intentando ser asistidos por Tana (entró por Halilovic) y Viera, sirvieron para llevar a los canariones hacia el empate.

De esta manera finalizaba un encuentro que terminaría la racha como local de la UD sin perder en Liga desde el 13 de marzo de 2016 ante el Real Madrid, y sobre todo, que dará que hablar sobre la falta de puntería de los nuevos fichajes y del gran partido de Simón.

 

Artículo: Adriano Ojeda Santana – (Febrero -2017)

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

Tiempo para la crítica

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

Tiempo para la crítica

La UD. Las Palmas sigue sin escarmentar lejos del Gran Canaria

Adriano Ojeda Santana

El Granada venía de ganar un partido en toda La Liga, equipo desahuciado, con muchas altas y bajas en verano y otras tantas en invierno, aparentemente sin rumbo y colista de Primera División. El equipo isleño se encargaría en la noche del lunes de darle una bocanada de aire y hacerles creer. No sabemos si Setién preveía un partido del conjunto nazarí replegado y su equipo al mando del partido, pero la presión desbocada del conjunto franjirrojo hizo temblar el centro del campo amarillo con la ausencia por decisión técnica de Roque, totalmente deliberada, resultó caótico y con tintes suicidas visto el escenario inicial. En su lugar en el once entró Montoro, desasistido y superado sobre todo en la primera mitad, de una imprecisión en el centro del campo se aprovecharía Pereira, propiedad del Manchester United, para firmar un golazo en la media luna para retratar las carencias en la salida de balón de los amarillos.

Poco a poco se fue disipando la agobiante presión del equipo andaluz y con ayuda de Viera en la salida el equipo isleño gozó de mayor presencia en campo contrario pero sin luz para generar daño, pero recobró posesión, más bien estéril, como suele pasar con cada partido lejos de la isla del conjunto grancanario, caraja inicial y a tratar de remontar, casi siempre sin éxito, hoy no iba a ser diferente, pues son cinco puntos los logrados fuera del archipiélago, dos de ellos con esta misma estructura de partido que les estoy transmitiendo.

Para seguir en la línea, el esquema inicial se repitió tras el descanso, pero la Unión Deportiva encontró algo de control de una forma más rápida que en el primer parcial. No fue hasta la entrada de Jesé cuando los amarillos comenzaron a ser algo superiores en las espaldas de la zaga nazarí, quien tuvo las dos más claras del partido en sus botas, malogradas ambas.

Pasaron del 4-2-3-1 al 4-1-4-1 entrando Viera y Tana por los interiores y Jesé y Halilovic (su entrada algo más tarde en el encuentro) dando algo de profundidad por las bandas, pero sin el acierto necesario de cara a gol, con el equipo en campo contrario, mayor presencia ofensiva y agresividad en el juego. A la heroica, a última hora, lo de siempre lejos de la isla. Hasta ese momento el conjunto visitante había buscado sus mejores oportunidades a balón parado y con disparos lejanos, sin suerte. Mientras, el conjunto local intentaba pescar alguna contra, con cierto peligro, peaje que ha pagado la UD en otros encuentros, hoy no, ni lo necesitaron los de Alcaraz.

Finalmente no se movió el tanteador y la UD Las Palmas baja de una nube en la que sólo la ilusión por los fichajes le hizo soñar. Mucho tendrán que mejorar fuera de casa los amarillos si quieren soñar con tal hazaña, cada vez más lejos.

 

Artículo: Adriano Ojeda Santana – (Febrero -2017)

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

El Atlético sigue sin reencontrarse a sí mismo

«La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….»

El Atlético sigue sin reencontrarse a sí mismo

Ida de semifinales de Copa del Rey (2016-17)
Atlético de Madrid – FC. Barcelona

Adriano Ojeda Santana

El Atlético comenzó apretando la salida de balón del Barcelona en medio campo, seguramente aprovechando el condicionante de las ausencias de Busquets e Iniesta por lesión para salir a la contra con dos puntas rápidos como Carrasco y Griezmann, asumiendo el riesgo de la defensa adelantada plantada por el club rojiblanco que podría favorecer las transiciones rápidas de los blaugranas. Así ocurrió en el primer gol del Barça, muy tempranero, tras una jugada individual en velocidad de Luis Suárez con una defensa expuesta del Atlético tras robo del equipo azulgrana. A pesar del gol, el Atlético siguió manteniendo el esquema inicial de presión pero sin éxito y con el balón buscaba las bandas para intentar causar problemas en el juego aéreo de los azulgranas, pero la saga blaugrana se mantenía sólida en el centro de la defensa, con un triángulo defensivo formado por Mascherano y los centrales que les dotaba de dicha seguridad, una condición que se mantendría durante todo el primer acto. El Barcelona se sentía más cómodo y con más peligro a través de jugadas rápidas, juego directo y vertical tras robo al equipo colchonero, sin renunciar a elaborar jugadas desde atrás, con Umtiti y Piqué bastante notables en la salida del balón. Sin duda, un Barça mucho más práctico y efectivo que teórico como solía acostumbrar en antaño, que facturó las que tuvo. El juego del Barça en la primera parte en elaboración de juego no era muy fluido, debido en gran parte al buen hacer defensivo del Atlético una vez replegados y a la escasa influencia de Messi en el juego, ocasionado también por una férrea vigilancia al argentino. Tras una jugada entre líneas en pleno proceso de repliegue de los colchoneros la calidad de golpeo de Messi desde fuera del área se impuso, firmando un golazo que lamía el poste para introducirse en la portería de Moyá, al que poco se le podía reprochar. La calidad de la MSN se seguía imponiendo en los metros finales con espacio, que bien saben aprovechar jugadores tan desequilibrantes con el balón.

Un planteamiento del Cholo que le entregó el partido a Luis Enrique, quien no rectificó su estrategia ni siquiera con el primer gol en contra, sin realizar modificaciones tácticas, viendo como su rival no sufría en exceso al salir desde atrás y entregar a la MSN un panorama despejado de laberintos y redes a las que nos tiene acostumbrados el equipo de Simeone. Con esta tónica terminó la primera parte, con la sensación de firmeza que transmitía el equipo de la ciudad Condal en defensa y la exposición que sufría el equipo del Cholo atrás al mantener líneas adelantadas, un lujo para tan temible tridente, en el cual recaen el poder de decisión el 90% de sus partidos.

El segundo tiempo comenzaba con un cambio ofensivo que hacía indicar que el cuerpo técnico quería agitar el encuentro: entraba Torres por el belga Vrsaljko, lateral derecho, con la intención de cobrar presencia ofensiva, escorar a Carrasco a la banda para hacer daño y desplazar a Juanfran a su posición más natural, pasando a un 4-3-3. Movimiento efectuado para desarbolar la firmeza defensiva del club catalán mostrada en el primer acto.

Este parcial comenzaba con empuje de los colchoneros, con un Carrasco activo por banda y un Torres enchufado, apostando por tener el balón mientras el Barcelona optaba por replegar sin presionar demasiado, más a la expectativa y sabedor que este arreón inicial podría ser aplacado en cualquier momento por otra acción individual de su ofensiva. Tras 10 minutos de arreón inicial, Messi tomó iniciativa en el centro del campo para serenar el partido y dar una posesión más larga a su equipo, que pese a no ser su más brillante partido normalmente se hace notar, junto a Mascherano que ocupó un rol clave en el partido, en especial en el primer parcial.

Justo tras el cambio de Gaitán por Saúl, otro cambio ofensivo, pasando a un 4-2-4 y reafirmando sus intenciones, una jugada a balón parado en largo sacada desde el centro del campo buscando la cabeza de Godín que prolongó al punto de penalti encontrando en Griezmann un cabeceador que le ganó la partida a Mascherano para transformar en gol, haciendo valer una de las condiciones en las que el equipo colchonero puede marcar diferencias con el FC Barcelona, el juego aéreo y que esta vez sí tuvo sus frutos.

Este gol espoleó y dotó de energía al club local que mostró una cara más agresiva en la presión, mostrando mayor confianza en lo que hacía, lo cual se tradujo en ocasiones e intimidación hacia el rival, el cual pasó su peor fase del partido tras el gol colchonero.

Este sistema con 4 atacantes otorgó al club capitalino mayor frescura en la presión y poder de desequilibrio en ataque, conscientes de que el partido podía partirse en cualquier momento. En mi opinión, un planteamiento más congruente con el esquema táctico y los jugadores en ese momento sobre el campo que los propuestos en la alineación inicial, menos dotados para sorprender al Barcelona tras robo de balón debido a su menor carácter ofensivo, hechos para otro tipo de planteamiento.

Con el paso de los minutos el equipo culé fue recobrando la posesión con jugadas más continuadas mientras el trabajo sin balón del Atlético fue pasando factura que llegaba más tarde al choque, otorgando faltas peligrosas en zonas delicadas del campo que no supo transformar Messi, en cuyas botas nacieron las jugadas más peligrosas de este tramo de partido.

El partido agonizaba con una tónica de ida y vuelta buscando un gol que igualase el partido u otro del Barça que dejase muerta la eliminatoria, a tumba abierta, dejando tácticas a un lado y mostrando carencias defensivas por parte de ambos conjuntos, muy osados, teniendo las más claras el club madrileño que fue a por todo para no dejar muy cuesta arriba la eliminatoria. El encuentro finalizó de esta manera sin moverse el marcador final de 1-2.

 

Artículo: Adriano Ojeda Santana – (Febrero -2017)

Vive la web de tu barrio «www.barriodesanjose.com«


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: «Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión». Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

This site is protected by wp-copyrightpro.com