Avanza 1 paneles

       Barrio de San José - Las Palmas de G.C.

Retrocede 1 paneles

              BLOG DE NOTICIAS

Ya lo decía hace unos años – (2008)

“La historia de un barrio no es lo que ese barrio ha vivido,
sino lo qué ese barrio recuerda y cómo lo recuerda………….”

Ya lo decía hace unos años

Guaguas, BRT, Tranvía o Tren, en Gran Canaria

¡Hay que ver como somos los canariones! En 1974 se inauguró el tramo de pruebas del tren vertebrado en la avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria. Un modernísimo tren, que funcionaba con electricidad y podía alcanzar los 240 Kms/hora, silencioso, involcable y muy cómodo, pero que fue desmontado poco después por una durísima campaña realizada por un periódico local y otros poderes fácticos de la isla. Podríamos haber sido los pioneros en el archipiélago en cuestión de transporte terrestre, pero no fue así.

Bueno, pues aún hoy no se ha cerrado el debate, ¿Tranvía para la ciudad? ¿Tren para la isla? Como el oso, inverna el debate pero no por un invierno, sino por unos años, y vuelve a salir a la luz, con toda su fuerza, con toda su polémica íntegra.

Hay quién está a favor y quienes en contra, cada uno tiene sus razones, lo que no es de recibo es el argumento de que porque Santa Cruz tiene Tranvía, nosotros también debemos tenerlo.

Lo primero que debe hacer el Cabildo es realizar los estudios necesarios para diseñar un Plan Insular de Movilidad Sostenible, como se hacen estas cosas, recogiendo la información necesaria sobre cuantos, donde van y de donde viene la población para definir las demandas del servicio, establecer los intercambios y las paradas necesarias. De este estudio y de su distribución modal, con sus estaciones e intercambiadores, emergerá la necesidad o no de implantar un nuevo medio de transporte, que puede ser guiado o no.

Independientemente de este estudio, se impone la implantación de las nuevas tecnologías en la comunicación entre los vehículos y las estaciones, intercambiadores y/o paradas, pudiéndose dar hoy en día, con total precisión, la hora de llegada de cada vehículo a su siguiente parada, información valiosísima para el cliente que espera y que sabrá, sin sorpresa alguna, si le da tiempo de tomarse un café, ir a comprar el periódico o, incluso hacer una última gestión.

Por otra parte, impensable sería no aplicar las últimas tecnologías a la protección del medio ambiente, pudiendo perfectamente, en el caso de las guaguas o BRT, ser impulsados por pilas de combustible, generalmente hidrógeno, habiéndose inaugurado recientemente una planta de producción de este vector energético en Arinaga, en el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), utilizando la energía solar fotovoltaica y eólica (energías limpias) para descomponer el agua por electrólisis, en sus dos componentes: el Hidrógeno y el Oxígeno.

Una pila de combustible consiste en un ánodo en el que se inyecta el combustible (generalmente hidrógeno) y un cátodo en el que se introduce un oxidante (normalmente aire), funcionando exactamente a la inversa de la electrólisis. Los dos electrodos de la pila de combustible están separados por un electrolito iónico conductor, produciéndose una reacción química con producción energía eléctrica, vapor de agua y calor, por lo que las emanaciones gaseosas se limitan al vapor de agua, con ausencia absoluta del pernicioso CO2 no produciendo, (además) ruido alguno.

Tanto el tranvía en la ciudad como el tren en la isla son soluciones de muy alto coste, no sólo económico, sino medioambiental y de territorio, del que tan escaso estamos.

En el caso del tranvía se vería agravado por el alto montante de las indemnizaciones a satisfacer por la cantidad de edificios que habría que derribar para poder hacer las diferentes líneas, probablemente, muchos de ellos de especial protección, por su antigüedad, o su arquitectura.

Por otra parte, un sistema guiado en la ciudad presenta el inconveniente de tener que circular por unas vías previamente instaladas, eliminando la posibilidad de circular por otras direcciones al carecer de la instalación de las mismas, lo que no sucede con las guaguas ni con los BRT, que pueden circular por cualquier calle y carretera, con una movilidad de las que carecen el tren y el tranvía. Pero dirán ustedes que es eso del BRT al que he hecho alusión varias veces, pues les explicaré: son guaguas rápidas (autobuses rápidos para los de una hora más).

Su nomenclatura BRT proviene de sus siglas en inglés Bus Rapid Transit, y son guaguas de alto rendimiento, articuladas y de hasta 200 pasajeros, siendo, probablemente la solución ideal tanto para nuestra ciudad como para toda la isla. El sistema BRT es una especie de híbrido entre la guagua y el tranvía, teniendo las ventajas de la capacidad de este último pero no la servidumbre de tener que circular por vías previamente instaladas, adquiriendo mayor flexibilidad, velocidad y maniobrabilidad, siendo además muchísimo más barato que el tranvía o el tren (relación coste del Km recorrido dividido por el número de viajeros transportados, teniendo en cuenta la vida útil y la amortización de la inversión realizada).

La implantación del sistema BRT podría ser tan rápido como si de una ampliación del número de guaguas se tratase, debiendo tenerse en cuenta que no en todas las líneas se puede instalar este sistema por lo angosto de algunas calles. Por otra parte, no se necesitaría aprender nuevas profesiones como sería el caso de implantar el tren o tranvía, pues los conductores podrían ser los mismos que los de las guaguas con una serie de prácticas en vacío, antes de hacerse cargo de una línea con viajeros.

Importante para la optimización del servicio es el que las BRT dispongan de unas vías exclusivas para este servicio. Podría utilizarse la diferencia de presupuesto en transporte terrestre del Gobierno de Canarias entre Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria, por las inversiones realizadas en el tranvía en Santa Cruz, para adquirir el material e implantación de este sistema en la ciudad, y la diferencia inversora que se va a producir por la implantación del tren en Tenerife, para implantar en Gran Canaria el tantas veces mencionado sistema BRT.

 

Artículo: Carmelo Ramírez Pérez – (Junio 2017)

Fuente: Manuel Fernández Sarmiento

Vive la web de tu barrio “www.barriodesanjose.com


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: “Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com